La festividad de San Jorge

¿Qué celebremamos?

Se dice que San Jorge fue un militar romano que estaba bajo las órdenes de Dioclecliano. Sus padres lo educaron en el cristianismo. Cuando el emperador ordenó que todos sus militares tenían que adorar a los dioses romanos y que quedaba totalmente prohibido adorar a Jesucristo, Jorge se negó rotundamente. Como consecuencia de su desobediencia, fue aprisionado y martirizado. Pronto, muchos cristianos lo veneraron como un mártir y comenzaron a aparecer cuentos fantásticos y leyendas sobre él, como la popular leyenda de San Jorge.

 

¿Qué dice la leyenda?

Explica la leyenda que un dragón feroz atemorizaba a los habitantes de Montblanc. Para mantenerlo tranquilo, los vecinos de la villa le ofrecían cada día algún animal de su rebaño. No obstante, con el tiempo, eso dejó de ser suficiente para apaciguar su apetito. Atemorizados, decidieron que por azar se escogería a un habitante para ser entregado al atroz dragón. En uno de los sorteos le tocó el turno a la princesa. Cuando la hija del rey estaba entre las enormes garras del dragón, un joven caballero armado, llamado Jorge, lo embistió con su espada, matándolo y liberando a la princesa de su sacrificio. Se dice que de la sangre del dragón, nació una preciosa rosa roja que el caballero entregó a la princesa.

 

¿Y el origen de las paradas de libros y flores? 

Durante todo el día, las calles de las ciudades y pueblos toman un color especial y se inundan de paradas de libros y de rosas rojas. En la ciudad de Barcelona por ejemplo, las calles tan significativas como Las Ramblas o el Paseo de Gracia se llenan  de cabo a rabo, de gente que las recorre, que con curiosidad se acercan a las paradas en busca de un nuevo libro.

No obstante eso, ¿el libro, la rosa y la festividad han ido siempre de la mano? La verdad es que no. Se cree que inicialmente, allá sobre el siglo XV, se comenzó con una feria de rosas en la ciudad de Barcelona, y mucho más tarde, el 7 de octubre de 1929 los libreros le dieron cabida al libro, saliendo con su parada a la calle para presentar sus nuevas historias y fomentar la lectura. Va tener tanto éxito que se decidió mover la fecha al 23 de abril y establecerlo como el Día del Libro en Cataluña.

 

El pan de San Jorge

Durante la festividad de San Jorge, además de las rosas y los libros, es típico el Pan de San Jorge. ¿Conoces su origen? Pues bien, la primera vez que se elaboró este pan fue en la década de los 80, cuando El Gremio de Panaderos de Barcelona encargó al panadero Eduard Crespó la elaboración de un pan ligado a la historia de Cataluña y a su festividad. Se trara de un pan elaborado principalmente con harina de trigo, queso,sobrasada y nueces. Tanto el queso como la sobrasada están colocados de tal manera que al cortar el pan se pueden apreciar las cuatro barras de la señera. ¿Curioso verdad?

Aprovecha esta festividad para venir a probar el Pan de San Jorge Turris, elaborado con mucho amor para dar sabor a este día tan especial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicar comentario