Pipas y Semillas

Las pipas y las semillas, al igual que los frutos secos, son una fuente de ácidos grasos poliinsaturados, omega 3 y 6, que juegan un papel muy importante en nuestro organismo cuidando la salud cardiovascular y previniendo enfermedades relacionadas. Además, por su contenido en fibra, pueden contribuir a prevenir trastornos digestivos como el estreñimiento.

 

¿Todas las pipas y semillas son iguales?

A continuación te explicamos las propiedades de 5 pipas y semillas, que son algunas de las más utilizadas y conocidas. ¿Quieres descubrirlas?

 

1. Pipas de Girasol.

Contienen ácidos grasos omega-6 y además cuentan con buenas cantidades de vitamina E, un potente antioxidante. Su consumo es muy popular, sin embargo, se debe tener cuidado con el tipo que compramos, ya que hay muchas variedades a las que se les ha añadido grandes cantidades de sal, por lo tanto, es preferible optar por opciones más saludables, como sin freír y sin sal.

 

2. Pipas de calabaza.

Estas pipas tienen un sabor algo más dulce y una textura más suave al masticarlas. Son conocidas tradicionalmente por sus propiedades antiparasitarias gracias a su contenido en cucurbitina, un principio activo de la semilla. Además, también es conocida por contribuir a cuidar y proteger la próstata y la vejiga.

 

3. Semillas de sésamo.

Las semillas de sésamo destacan por su contenido en lecitina y omega 3 y 6, por lo tanto, son recomendables para ayudar a mantener el colesterol a unos niveles adecuados. Es una buena fuente vegetal de calcio para contribuir a complementar los requerimientos diarios. Además, contiene triptófano, que ayuda en la recuperación muscular, el estrés y el insomnio.
Las semillas de sésamo se pueden encontrar en forma de semillas, pero también es muy popular su consumo en forma de aceite o en forma de pasta, llamada Tahini, un ingrediente clave para elaborar el hummus y cada vez más popular para elaborar diferentes salsas y preparaciones.

 

4. Semillas de lino.

¿Sabías que las semillas de lino se cultivan desde hace más de cinco mil años? Contienen omega-3, además de fibra soluble (pectinas y mucílagos) por lo que son bastante conocidas por su efecto laxante, indicadas para prevenir el estreñimiento. También se pueden consumir en forma de aceite, pero entonces se debe consumir en crudo.

 

5. Semillas de Chía.

Seguro que últimamente has oído hablar de las semillas de Chía por todas partes, y es que esta semilla está cogiendo mucha popularidad. Contienen fibra soluble, omega 3, calcio y magnesio. Gracias a su contenido en fibra soluble, son ideales para problemas de estreñimiento. Sin embargo, se debe tener en cuenta que para beneficiarte de sus propiedades, se deben dejar en remojo antes de consumirlas.

 

¿Como las introducimos en nuestro día a día?

Hay muchas formas de introducir las pipas y las semillas en nuestros platos. Una que todos seguramente conoces, es en los panes, pues hay una gran variedad de panes que llevan semillas y / o pipas para darle un toque especial.

Desde Turris ofrecemos entre otros, el pan de cereales, destacado por su contenido en fibra pero sin renunciar al sabor, para poder disfrutar comiendo un pan sano.
También se pueden utilizar las pipas y las semillas para añadir a ensaladas, aportando un punto crujiente, o en yogures, que también combinan muy bien.
Una buena idea para utilizar las semillas de Chía, es dejarlas en remojo en alguna bebida vegetal, como por ejemplo la bebida de coco. Verás que adquiere una textura de pudin y después puedes añadirle alguna fruta en trocitos para completarlo, ¡el resultado te sorprenderá!

¡Añade semillas y pipas a tu dieta y disfruta de todas las propiedades que pueden aportarte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicar comentario