Com conservar i reaprofitar el pa?

¿Cómo conservar y reaprovechar el pan?

Esta es una pregunta que a menudo recibimos en los obradores y en las redes sociales. Y es que, aunque esté hecho con masa madre, fermentación lenta y harina de gran calidad, la forma en que conservamos el pan en casa puede influir en su textura y durabilidad. En este artículo, te proponemos ideas para disfrutar aún más tiempo de tu pan favorito: cómo conservar bien el pan, trucos para congelarlo y descongelarlo, e ideas y recetas para reaprovecharlo. ¡Vamos!

Conservar correctamente el pan

A todo el mundo le gusta que la corteza del pan esté crujiente y la miga esponjosa. Pero el pan, como cualquier alimento, va cambiando con el paso de las horas y los días. Si lo conservas bien, puedes hacer que mantenga sus cualidades. Para que el pan dure más tiempo y conserve al máximo su textura es importante seguir unos pequeños trucos. Te los explicamos:

  • Si lo comerás el mismo día, guárdalo en una bolsa de algodón especial para guardar el pan. Eso sí, si está caliente, espera a que se haya templado. En una bolsa de algodón, el pan mantiene la humedad pero a la vez respira. Si lo consumirás en pocas horas, la bolsa de papel será suficiente.
  • Guarda el pan a temperatura ambiente y sin corriente de aire. En muchas casas, uno de los cajones de madera de la cocina se destina a guardar el pan. ¡Es un buen sitio para conservarlo! También existe la opción de la cesta de madera o, sencillamente, colgar la bolsa de algodón con el pan dentro en un lugar resguardado de la cocina. Evita la nevera ya que la temperatura y la humedad pueden afectar a la textura del pan.
  • Las piezas más grandes y de miga más densa se conservan mejor que las pequeñas. Por ejemplo, un pan redondo se conservará mejor que una barra. Las piezas enteras, sin cortar, también mantendrán la textura más tiempo. Tenlo en cuenta a la hora de comprar el pan, si lo haces con antelación.

¿Cómo congelar y descongelar el pan?

Si prefieres comprar una buena cantidad de pan y comerlo en diferentes días, la mejor opción es congelar el pan. Si se hace bien, es una muy buena manera de conservar el pan y alargar su vida útil, manteniendo la textura y el sabor. Pero, ¿cómo hacerlo correctamente?

  • Congela el pan sólo cuando la pieza se haya enfriado completamente. Si congelas el pan del mismo día, te aseguras una mejor textura una vez descongelado.
  • Es mejor congelar el pan ya cortado o en piezas. Se congela más deprisa y puedes descongelar las porciones que necesites.
  • Coloca el pan en una bolsa de papel, como la que te damos en Turris, y después en una bolsa de plástico bien cerrada (reaprovéchala, ¡puede durar meses y años!). Así, conseguimos dos cosas. Por un lado, evitas que coja olores no deseados. Por otro, evitarás las «quemaduras por frío», un fenómeno que ocurre por contacto con superficies muy frías que deteriora la textura de los alimentos.
  • Para descongelar, lo ideal es hacerlo a temperatura ambiente y dar un golpe de calor con la tostadora o con el horno. ¡Casi no notarás la diferencia!
  • Los panes más recomendados para congelar son los redondos, el barrote supremo, el micuit o los xuscos de cualquier tipo. Pero en general, puedes congelar otras variedades, como los panecillos de Viena o las barras ya cortadas para hacer bocadillos.

Ideas para reaprovechar el pan

Cuando un pan es bueno, es difícil que acabe sobrando. Pero si algún día te encuentras con que te queda un poco de pan en casa, ¡no lo tires! Aún hay muchas opciones para consumirlo y sacarle provecho, mientras contribuyes a disminuir el desperdicio alimentario. Te damos algunas opciones:

  • Si el pan aún está fresco, congélalo según las instrucciones que hemos dado más arriba. Congelar es una buena opción para luchar contra el despilfarro alimentario.
  • Si ya está un poco seco, lo puedes rebanar muy fino y tostar en el horno unos 6 minutos a 200 ºC, para hacer tostadas para los próximos días. ¡Ideales para untar un poco de queso cremoso!
  • Si te gusta añadir croûtons a las cremas, ensaladas y sopas, puedes hacerlos en casa. Corta el pan sobrante en cuadraditos pequeños, y saltéalos en una sartén con un poco de aceite durante 4 minutos. Puedes aromatizar con hierbas aromáticas, parmesano o ajo.
  • Si le gustan los postres, puedes preparar un tradicional budín de pan. Hay muchas recetas, pero en general necesitarás pan del día anterior, leche, huevos y azúcar.

 

¿Como sueles conservar el pan? ¿Lo congelas habitualmente? ¡Cuéntanoslo en nuestras redes sociales! Si quieres más consejos de conservación de alimentos, puedes leer el artículo que dedicamos a cómo conservar los alimentos en la nevera y el congelador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicar comentario