Nuevo decreto ley del pan: ¡te lo explicamos!

Estos días el pan ha estado en todos los informativos, diarios y redes sociales. ¿Por qué? El 1 de julio de 2019 entró en vigor un nuevo decreto ley sobre las diferentes denominaciones del pan, que ha aportado algunas novedades interesantes. En Turris, como es lógico, lo hemos aplicado desde el primer día, puesto que no hemos tenido que hacer cambios en nuestros productos. Te explicamos cuáles son los cambios más importantes que aporta la ley y porqué se adapta mejor a nuestros productos.

Novedades del nuevo reglamento del pan

Todos los alimentos tienen una normativa que especifica como tienen que ser los productos puestos a la venta, qué ingredientes pueden llevar, el nombre… Y el pan no es una excepción. En este caso, la norma que había en vigor era de hace 35 años. Por lo tanto, ¡ya era hora de hacer unos retoques! Los cambios más relevantes son los siguientes: esta nueva normativa hace que el nombre que se atribuye a los diferentes tipos de pan se ajuste a la realidad de sus ingredientes y composición. De este modo se informa y protege a los consumidores de pan, para que escojan con más conciencia y sepan lo que están comiendo realmente.

Definición de pan integral y pan de grano entero

Con la nueva normativa, el pan integral queda muy definido, es decir, es pan integral de verdad. Hasta ahora, era posible encontrar panes llamados integrales que llevaban harina blanca y un poco de salvado. Ahora, en cambio, el pan integral solo se puede definir así si ha sido elaborado exclusivamente con harinas integrales, es decir, de grano entero, independientemente del tipo de cereal empleado en su elaboración.

Es una medida para evitar confusiones y permitir que el consumidor pueda hacer elecciones con más información. Si el pan lleva una parte de harina blanca, y otra integral, tiene que indicar el porcentaje de harina integral que contiene. En Turris el pan integral siempre ha sido elaborado con harina de trigo 100% integral que ha sido molida íntegramente con su salvado y su germen.

Pan multicereales

El pan multicereales queda, a partir de ahora, definido como un pan que lleva como mínimo las harinas de tres cereales diferentes. Cada una tiene que estar en una proporción no inferior al 10%. Las harinas diferentes del trigo tienen que suponer el 30% o más del total.

Reducción del IVA en los panes integrales

El pan común se considera un artículo de primera necesidad. Como tal, se le aplica un 4% de IVA, frente a los panes considerados “especiales”, que tienen un 10% de IVA. Hasta que entró en vigor la nueva normativa, la definición de pan común solo incluía el pan blanco, es decir, el que se hace con harina blanca. El pan integral se consideraba un pan especial.

Ahora esto ha cambiado. La definición de pan común incluye tanto los panes elaborados con harina blanca como aquellos elaborados con harina integral, y que pueden incorporar, además, salvado de cereales. Es decir, son los panes blancos y los panes integrales que lleven, como máximo, estos ingredientes: harina, agua, sal, levadura, masa madre y salvado de cereales.

Este cambio hace que el pan hecho con harinas integrales, al estar incluido en la categoría de pan común, pase a tener un IVA del 4% en vez del 10%.

Y, entonces, ¿cuáles son los panes especiales? Ahora se consideran todos aquellos que no sean pan común, tanto por composición como por elaboración. Por ejemplo, el pan de molde, el pan de viena, tostadas, pan multicereales… o aquellos que incorporan otros ingredientes como por ejemplo aceite, leche, malta, semillas…

En Turris, por supuesto hemos aplicado esta normativa desde el primer día, de forma que habéis podido notar una pequeña bajada de precio en vuestros panes integrales preferidos.

Esta bajada de precio se traduce en promover el consumo de productos que contienen más cantidad de fibra, como es el caso del pan integral. Y esto tiene todo el sentido del mundo. Actualmente la mayoría de las personas no llegan a consumir los 25-30 g de fibra diaria recomendada. Aun así, la fibra es una gran aliada para nuestra salud, como te explicábamos aquí.  ¡Vivan las harinas integrales!

Masa madre

A partir del 1 de julio de 2019, los panes que se promocionen como “pan hecho con masa madre” tendrán que cumplir unos ciertos requisitos: no podrán añadir más del 0,2% del peso total de levadura, ni podrán llevar ciertos aditivos utilizados por marcas industriales. En este tipo de panes lo que hace fermentar la pasta del pan tiene que ser la masa madre, por eso puede llevar como máximo esta pequeña cantidad de levadura. Pero si quieres refrescar tus conocimientos sobre la masa madre, puedes hacerlo leyendo este artículo o apuntándote al taller solidario de masa madre.

 

Y tú, ¿consumes panes integrales? Esperamos haber aclarado algunas dudas y que continuáis apostando por el de calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicar comentario