¿Qué comer en la playa?

Transportar la comida que nos llevamos a la playa

Si queremos llevar alimentos para tomar en la playa, ¿en qué tipos de recipientes debemos transportarlos?
Para evitar el riesgo de intoxicaciones alimentarias, lo más recomendable es llevar los alimentos guardados en neveras portátiles. Por supuesto, es importante colocar la nevera bajo la sombra de la sombrilla, una vez en la playa, para ayudar a mantener más tiempo la temperatura. Para mantener el frío, también podemos usar los recipientes con agua (previamente puesto en el congelador) que ya nos vienen cuando compramos las neverita y, en el caso de las bebidas, podemos utilizar las fundas aislantes para botellas diseñadas para este tipo de recipientes.

 

¿Qué llevar a la playa para comer entre horas?

Si quieres algo para comer entre horas, por ejemplo a media mañana antes de comer o a media tarde, las opciones de aperitivos saludables son muchas. Lo mejor es optar por aperitivos cocinados, tales como:

  • Hummus (crema de garbanzos) con bastones de zanahoria.
  •  Mini bocadillo de pan Turris con lechuga y tomate.
  • Tzatziki (crema de yogur y menta) con pan Turris.
  • Conservas: como unas aceitunas, unos berberechos o unos pepinillos.
  • Frutos secos tostados sin sal.
  • Licuado de verduras o gazpacho.

Otras opciones más clásicas de aperitivos, como las patatas fritas, mejor dejarlos para un consumo ocasional, porque no son una buena opción para comer cada día.

 

¿Qué hay que evitar llevar a la playa para comer?

Para garantizar unas mejores condiciones higiénico-sanitarias de conservación en la playa, con el calor del verano es mejor que evitamos llevar algunos alimentos:

  • Huevos o platos hechos a base de huevos (una tortilla de patatas, por ejemplo).
  • Salsas elaboradas a base de huevos (por ejemplo, mayonesa).
  • Productos cárnicos o pescados insuficientemente cocinados. Hay que asegurarse de cocinarlos bien para minimizar el riesgo.

 

¿Qué llevar a la playa para el almuerzo?

Recuerda que, para hacer un plato único equilibrado, pondremos siempre 3 grupos de alimentos: verduras, proteínas y farináceos. En base a esto, podemos preparar infinidad de combinaciones diferentes, siendo todas ellas buenas opciones para ir a la playa:

  • Ensalada de arroz con atún y escalivada.
  • Garbanzos salteados con verduras variadas y pollo empanado.
  • Ensalada de pasta con tofu, champiñones y zanahoria.
  •  Quinoa con pavo y tomate deshidratado.
  • Lentejas con arroz integral y verduras variadas al gusto.
  • Opciones de bocadillos:
    • Pan Turris con verduras variadas al gusto y jamón.
    • Pan Turris con atún y escalivada.
    • Pan Turris con lechuga, carne rebozada y rodajas de tomate.
    • Pan Turris con jamón y queso, y unas láminas de calabacín a la plancha

 

Como hemos visto, no olvides que no es recomendable llevar a la playa salsas elaboradas a base de huevo para nuestros platos. Para dar un toque diferente al plato, podemos aliñar con aceite y vinagre, curry, hierbas aromáticas, frutos secos o frutos secos dulces, por ejemplo.
De postre, la mejor opción será tomar fruta natural (si puede ser bien fresquita). ¡Nos mantendrá bien hidratados y nos ayudará a refrescarnos!

Por último, recuerda no hacer comidas copiosas en la playa, con el fin de tener una digestión suave y no bañarte poco después de comer.
Lleva agua siempre, ¡y consérvala bien fresquita durante todo el día!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicar comentario