¿Qué es el método del plato saludable?

¿En qué consiste el método del plato saludable?

Usar este método es muy sencillo, sólo se necesita seguir estos 7 pasos:

  1. Coge un plato y, mentalmente, divídelo en dos mitades iguales.
  2. En una de estas mitades, pon verduras y hortalizas (1/2) del plato.  Para mantener una dieta saludable, es importante que incluyas verduras de todas las medidas y colores  y que, siempre que sea posible, escojas las variedades de temporada. Recuerda que es cuando se encuentran en su mejor momento.
  3. Ahora, divide la otra mitat en dos partes iguales. En una de estas mitades (1/4 del plato) incluye los alimentos ricos en hidratos de carbono. Es decir, cereales, tubérculos y legumbres  como la patata, la pasta, el arroz, el cuscús, el pan… Recuerda que los especialistas recomiendan priorizar las variedades integrales, frente a las refinadas.
  4. A la parte restante (1/4 del plato), incorpora los alimentos proteicos, como la carne, el pez, los huevos, las legumbres… Es importante que intentes dar preferencia a las carnes blancas, como el pollo, el pavo o el conejo, en lugar de las carnes rojas. En cuanto al pez, como mínimo dos veces a la semana habrás de dedicarle este espacio al pez azul,  ya que contiene los ácidos grasos poliinsaturados, vitamina D y calcio.
  5. Utiliza aceite de oliva para aliñar o cocinar tus platos.
  6. Acompaña a tu plato con una pieza de fruta, Con las frutas para lo mismo que con las verduras, si son de temporada, mejor que mejor.
  7. Por último, no te olvides de hidratarte correctamente. El agua tiene que ser la bebida por excelencia, evita los refrescos y las bebidas azucaradas.

 

Ejemplos de comidas equilibradas

Como ya has visto, llevar a cabo el método del plato saludable es muy fácil. No obstante, puede pasar que, con algunos alimentos no tengas del todo claro en qué espacio incluirlo. Te resolvemos las dudas con ejemplos prácticos, algunos con las dudas más habituales.

 

Judía verde con patatas y pollo al horno con especias provenzales

¡Este ejemplo tiene trampa! Si escoges un plato de judías con patatas, como este, ten en cuenta que la patata no es una verdura, sino un tubérculo y que, por tanto, no formará parte de este porcentaje. De manera que,  en este plato la judía representa la mitad del plato correspondiente a las verduras, las patatas hervidas al cuarto de los cereales y al pollo el cuarto de los alimentos proteicos.

 

Ensalada verde variada con arroz y lentejas

¿Dónde está la proteína? Seria una pregunta muy lógica. En este caso la mitad del plato lo ocuparía la ensalada, el cuarto correspondiente al cereal para el arroz y el cuarto de los alimentos proteicos para las lentejas. Las legumbres, en general, contienen hidratos de carbono y proteínas. ¿Sabías que cuando combinamos un cereal con una legumbre, obtenemos una proteína de calidad similar a la proteína animal (carne, pez y huevos)?

 

Salteado de verduras con tortilla francesa y tostada integral

Esta vez, una mitad del plato será para el salteado de verduras, el cuarto correspondiente a los cereales para la tostada y, el cuarto de los alimentos proteicos para la tortilla francesa. Como puedes ver, ¡también se puede puede preparar un plato equilibrado con pan!

Con esta guía, aprenderás cuál es la proporción adecuada de cada grupo de alientos y podrás preparar infinidad de platos equilibrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicar comentario